InvisalignOrtodoncia

¿Puedo corregir mi diastema con ortodoncia invisible?

El diastema es el nombre técnico por el que conocemos al espacio adicional que puede haber entre dos o más dientes. El caso más común es la separación de los incisivos centrales del área maxilar superior, aunque puede ocurrir en cualquier diente.

Los diastemas son bastante comunes, sobre todo en niños, donde en la mayoría de los casos estos espacios se cierran cuando brotan los dientes permanentes. Los diastemas en adultos pueden ser causados por una discrepancia en el tamaño del diente, por la falta de dientes o un frenillo labial demasiado grande, el tejido que se extiende desde la parte interior del labio hacia el tejido gingival, donde se localizan los dos dientes frontales superiores. Las razones secundarias comprenden problemas de alineación oral, tales como dientes salidos o una sobremordida horizontal.

Un diastema se considera un problema dental menor y en la mayoría de los casos es una cuestión puramente estética. Sin embargo, muchas personas buscan corregir estos espacios y para ello es necesario acudir a un profesional. Para corregir un diastema, el odontólogo deberá evaluar distintos factores, como el tamaño de los dientes y del espacio, así como el estado de desarrollo dental para determinar si es necesario algún tipo de tratamiento. Entre las opciones, la ortodoncia invisible es sin dudas el tratamiento más adecuado.

En general, todos los tipos de diastema pueden corregirse con Invisalign de manera discreta, rápida y segura. Este tipo de ortodoncia es muy demandado debido a que permiten cuidar la estética de la sonrisa durante todo el proceso. En casos en los que exista apiñamiento o algún tipo de maloclusión, es posible que se necesiten otros tratamientos complementarios además de Invisalign.

En el caso de que el diastema tenga asociado un frenillo labial demasiado grande, puede que sea necesario consultar también a un periodontólogo para evaluar un procedimiento quirúrgico llamado frenectomía. Este involucra el corte del frenillo y su posterior reposicionamiento para permitir más flexibilidad. En este caso, el procedimiento debe ser llevado a cabo antes de la colocación de la ortodoncia invisible.

En otros artículos hemos abordado las numerosas ventajas de la ortodoncia Invisalign, así que puedes consultarlos en el caso de que estés pensando en corregir tu diastema con este procedimiento.

Si quieres saber más sobre Invisalign y cómo su tratamiento de ortodoncia invisible puede ayudarte a corregir cualquier maloclusión dental, en Navarro Clínica Dental contamos con un equipo de profesionales expertos en ortodoncia. No dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario web, nuestro teléfono 923 219 450 o pasarte por nuestra clínica dental situada en Plaza del Mercado, 17. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *